Alimento de la tierra

Jan 09, 16 Alimento de la tierra

lebaj_gea_create_sustenibility-copy-124x150CREAR SOSTENIBILIDAD

 

 

 

Una parte de la solución para el consumo de combustibles fósiles se encuentra en el consumo de alimentos orgánicos de origen local. Para las comunidades, esto significa cultivar la propia comida en granjas y jardines propios. En Damanhur, promulgamos esta intención a través del movimiento del Olio Caldo . La creación de un suministro de alimentos para cientos de personas significa encontrar el equilibrio entre la cantidad en producción, con atención a la variedad y la calidad, mientras se mantiene la pureza en la producción física, así como en la intención.

Leone Bagolaro, un joven granjero que ha crecido en Damanhur, nos explica acerca de tres métodos sobre la experimentación en agricultura que utilizan actualmente en Prima Stalla.

a1El primer método es el biointensivo, compartido por Bev, una nueva residente australiana en Damanhur, ya mencionado en un artículo anterior sobre Global Ecovillage Network newsletter. Mediante el procedimiento de análisis, vimos que faltaban ciertos elementos en la tierra, incluido boro, fósforo, potasio y molibdeno, por lo que estamos trabajando para compensarlos, aunque no es fácil encontrar estos productos para agricultura orgánica. En la actualidad estamos cultivando en invierno con este método, lechugas y espinacas, en un área de 400 metros cuadrados. El método además requiere la creación de zanjas, con estiércol natural, en el invernadero, así como montículos con tierra para plantar. Después de seis meses, retiramos el estiércol y el compost, y lo ponemos en los montículos de tierra con microelementos para equilibrar y reemplazar con nuevo estiércol fresco en las zanjas.

Un segundo método de experimentación es el Manenti, desarrollado hace más de 20 años por un granjero de Biella, Italia, al que puso su nombre. Aprendió al observar los bosques y darse cuenta de que el ecosistema producía más sin la aportación de estiércol natural, así que desarrolló un método para reproducir estas condiciones, ya que no tenía animales o cualquier fuente de obtención de estiércol de este tipo. El método consiste en trabajar con una máquina el subsuelo ligeramente, sin darle vueltas a la tierra, con un tractor de rastreado en lugar de uno con ruedas, para que la tierra no se compacte demasiado. La hierba se deja crecer de forma deliberada, y también las malezas, para ayudar a romper la tierra a medida que crece, de forma que se alcance un equilibrio natural, al dejar permanecer las malas hierbas,  proporciona alimento, de esta manera, a los microorganismos. Cuando es el momento adecuado para cultivar, una semana antes de sembrar, la tierra se limpia, la paja se elimina y el cultivo comienza.

El tercer método es la agricultura biodinámina, originalmente desarrollada por Rudolph Steiner, y llevada a cabo con la ayuda de Minotauro, un damanhuriano que tiene granjas y negocios de agricultura en la Toscana, desde muchos años antes de venir a nuestra Comunidad. En este método, es importante observar la naturaleza y cuidadosamente observar qué pasa, para encontrar un equilibrio con la tierra.  Cada terreno tiene sus propias características y microclima. Es importante también crear circuitos cerrados, así como entender el poder de los pensamientos e intenciones que vienen de aquellos quienes cultivan la tierra. A nivel práctico, este método consiste en experimentar colocando el estiércol en el cuerno de una vaca y se entierra en la tierra, así el abono madura durante seis meses antes de usarlo.

farmLa impresión de Leone es que estos tres métodos funcionan bien, en términos de aumentar la cantidad y la calidad de la producción del cultivo, con evidente vitalidad y crecimiento, aunque el método biointensivo conlleva más tiempo – diez personas han trabajado durante tres días para establecer el sistema – además de recursos como el abono, mientras que los otros dos métodos son más eficientes. Soluciones futuras pueden incluir también la unión de diferentes métodos de experimentación.

Más allá de los métodos de cultivo que se utilicen, Leone cree que el mayor impacto es el estado de la mente de las personas que trabajan la tierra, la comunicación con las plantas y acercarse a ellas con sensibilidad. También sentimos los efectos de alimentarnos con comida orgánica de cosecha propia, notando como  la alimentación directa de la tierra crea una conexión con la tierra que abre canales sutiles de percepción y sensibilidad.

Share

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.