Relatos de Falco – 2

Jun 08, 17 Relatos de Falco – 2

VISIÓN ESPIRITUAL

 .

.

.

¿Te gustó la primera parte de la “Historia de la hormiga”?
Si la respuesta es sí, aquí está la continuación; si por el contrario no has leído la primera parte, aquí tienes el enlace de esta metáfora inspiradora, que hace reflexionar un poco sobre nuestra vida, los seres humanos … ¡Buena lectura!

HISTORIA DE LA HORMIGA – segunda parte

“… Todo este conocimiento, ritos, aparentes danzas sin sentido, se mantuvieron en secreto y se cultivaron furtivamente. Con el tiempo, con el arte del fuego descubrieron que algunas piedrecitas se derretían, cuando había mucho fuego y producían metales.
Descubrieron que algunos cristales tenían la misma función que las gotas de agua, y que la madera endurecida por la llama se convertía en una arma potente para defenderse del enemigo. También que la ceniza era excelente para fertilizar los cultivos de hongos subterráneos y para conservar durante más tiempo la comida del invierno, alejar de la enfermedad, el moho y miles de otras cosas.

Aprendieron a rastrear signos secretos para traer a la memoria las técnicas y el conocimiento. Inventaron la escritura, grabando diferentes marcas sobre fuertes hojas con sus mandíbulas. Aprendieron a leer y escribir. Con la cera de las abejas conservaron los libros sagrados de la nueva sabiduría. Aprendieron a atraer con el fuego mariposas nocturnas y a domarlas para transportarse a países lejanos, o a lo alto de los árboles sin esfuerzo.

La religión-conocimiento nacida del sol vencedor les dio los poderes de la Nueva Fuerza, y con ella una consciencia espiritual cada vez mayor. Primero, en secreto, después abiertamente, predicaron que era posible traer el Sol a la Tierra.
Convencidos de hacer lo correcto entregaron una pequeña parte de su ciencia al hormiguero, para ver si la totalidad estaba lista para la revelación de los secretos de la Nueva Fuerza.

Inmediatamente, las hormigas soldado descubrieron impensables y exaltantes posibilidades del uso del fuego. Vieron que podrían lanzarse a la conquista de otros hormigueros, bajo la amenaza del fuego destructor.
Y así hicieron.

Locos generales atacaron a los presuntos enemigos con el fuego y arrollaron fácilmente cualquier defensa.
Pero el fuego se expandió fuera de su control, e incendió todo el bosque, amenazando de cerca su propio hormiguero. Solo los fieles seguidores de la Nueva Fuerza, prevenidos, supieron ponerse a salvo y con ellos llevaron a los puros de corazón, ya que ninguna fuerza puede ser utilizada si el conocimiento y la consciencia no se han liberado de la bestialidad de los seres que la ejercen. ¿Son las guerras entre hormigas la causa de los misteriosos incendios de los bosques?

Las hormigas seguidoras de la Nueva Fuerza formaron sociedades secretas en muchos hormigueros, para preparar el advenimiento del gran despertar de toda la especie. En su monasterio las artes tomaron gran importancia. Aprendieron a excavar la dura roca, a iluminar con espejos de cuarzo los lugares más oscuros. Pintaron con arte exquisito las paredes de los pueblos subterráneos.
Se volvieron poetas, artistas de refinadísima cultura, y cada nueva obra y cada nuevo descubrimiento era la mayor gloria de su fe.

Estaban estrechamente unidas al origen de las cosas: ¡el Sol invicto portador de vida, alegría, evolución! ¡Pero qué sacrificio y compromiso para crear la liberación de su mundo!

Fin

Share

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.