Autosuficiencia alimentaria: ¿cómo era antes?

Aug 02, 17 Autosuficiencia alimentaria: ¿cómo era antes?

VIVIR EN COMUNIDAD

 

El que, hoy en día, viene a visitar Damanhur y se queda a comer en alguna de las comunidades, encuentra en la mesa con toda seguridad algunos productos del huerto de la casa y verduras que vienen de la Puerta de la Tierra, la granja en dónde se cultivan muchas variedades de hortalizas y cereales, se crían las reses y se cuidan a casi 80 familias de abejas.

Muchas hectáreas agrícolas compartidas con todos: un sueño realizado tras casi treinta años, en los que los primeros agricultores damanhurianos iban de arriba a abajo por la Valchiusella.

¡Ya, porque en los años 80 los únicos territorios que conseguimos para cultivar de la forma más biológica posible estaban esparcidos entre 4-5 ayuntamientos y los chicos que cuidaban de las vacas, de las patatas, de los tomates y del heno para los animales, pasaban más tiempo en el tractor que en el campo!

Adquirir los terrenos agrícolas en la meseta de Cuceglio ha hecho posible crear la granja de la Puerta de la Tierra. Fue un trabajo difícil, que llevó adelante Pooka Morera, un indómito soñador práctico que comenzó a tejer relaciones con todos los propietarios de tierras de la meseta, al final de los años 80. Pooka no sólo fue un intermediario excepcional, sino un hábil jugador de billar, porque para poder adquirir un terreno estratégico para nosotros, a veces compraba tierras que no nos interesaban en absoluto, para luego cambiarlas por otro terreno para cambiarlo a su vez por las tierras que, mira tú, ¡eran justo las que nos interesaban!

¡Cuántos años de paciente espera! o quizás sea más apropiado decir ¡de siembra! Y por fin, después de tantos años, llegó la cosecha: ¡logramos adquirir la granja! aunque estaba en condiciones míseras.

Derribamos todo, pero conservamos los ladrillos viejos: la nueva granja se construyó con criterios de la bio-albañilería, y los ladrillos ¡eran la única cosa sana de la ruina que compramos!

Hoy en día, en la Puerta de la Tierra habitan unas veinte personas, entre adultos y niños, hay un negocio de agroturismo, “El Jaramago” y muchos proyectos de desarrollo en curso.

El sueño, como es justo que así sea, continua…

 

Share

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*