¿La chispa divina dirigida?

Sep 04, 17 ¿La chispa divina dirigida?

VISIÓN ESPIRITUAL

 

 

Muchísimos de nuestros objetivos los elegimos racionalmente. Si queremos vivir en una casa nueva, debemos construirla. ¿Pero, qué sucede con los objetivos menos “físicos”, menos claros, que están en nuestro interior? Existen algunos aspectos del ser humano, en la filosofía damanhuriana, que son importantes para tener una visión más amplia de nuestros objetivos:

1) El ser humano tiene una chispa divina en su interior, que debe ser despertada. En pocas palabras, no estamos aquí solo para trabajar, tener una familia, comprar una casa y viajar, por muy bellas que puedan ser estas experiencias. Tratamos, por tanto, de tener objetivos espirituales. Esto no quiere decir que no nos fijemos objetivos materiales, es más, creemos que la divinización tiene lugar a través de la materia, sino que quiere decir tener una perspectiva con objetivos más ambiciosos.
2) El alma humana es mucho más grande de aquello que generalmente pensamos. En Damanhur afirmamos que también el mundo vegetal, animal y el de los espíritus de la naturaleza forman parte del alma humana. Si esto es verdad, ¿cuánta atención sobre a dónde me dirijo integra también estos aspectos propios?
3) El ser humano es una criatura temporal, no sólo espacial. En los últimos años son cada vez más las personas que desean viajar por todo el mundo, en busca de experiencias continuamente nuevas. ¿Pero cuánto este deseo refleja nuestra aspiración a viajar a otras dimensiones? ¿Viajar, por ejemplo, por el mundo astral, el de los sueños? ¿O bien, buscar dimensiones que nos dan la percepción de nosotros mismos como criaturas que se mueven en el tiempo y no solo en el espacio?

Para nosotros todo esto es muy estimulante. Queremos compartir contigo algunas de las técnicas que te pueden ayudar a definir tus objetivos para el próximo año. Te invitamos también a que no esperes a hacerlo en el 2018 sino ahora, para aprovechar un poco la efervescencia del verano que acabas de vivir y dar forma a un año inenarrable.
Uso de la mántica: Se dice que como seres humanos usamos un pequeño porcentaje de nuestro cerebro. Falco solía bromear diciendo que tenemos aún nuestro cerebro envuelto en celofán.  Esto quiere decir que nos podrían ser útiles todas las técnicas denominadas “irracionales”, para acceder a parte de nuestro cerebro que todavía no hemos aprendido a explotar, donde se esconden las inspiraciones que podrían llevarnos al descubrimiento de nuestros talentos verdaderos. ¿Por qué entonces no usar la mántica, por ejemplo? En Damanhur, donde existen muchísimas  la más usada es el tarot. ¿Por qué no hacer una pregunta al tarot como: ¿Cuáles son mis talentos por descubrir en este año? Vivamos la sorpresa por la respuesta que nos llega. Aún mejor si la lectura la hace algún otro y no nosotros mismos, para evitar ser influenciados por nuestras expectativas.

A menudo usamos también el libro Sincrónico, que puedes consultar online aquí (pon atención a las indicaciones para hacer la consulta, en inglés e italiano).

Contacto con el mundo vegetal:
En Damanhur, la investigación sobre la comunicación con el mundo vegetal   es una realidad desde el día de su fundación hace 43 años. Es uno de los temas de investigación más importantes, dado que este mundo forma parte de nuestra alma. ¿Por qué entonces no consultar a este mundo? ¿Por qué no ir a un bosque, contactar con un árbol y sentir que nos tiene que decir sobre nuestros deseos y objetivos? En los últimos años, se están llevando a cabo toda una serie de investigaciones sobre el bienestar que nos puede dar el mundo “verde”. Algunas de estas investigaciones nos llevan a pensar que una planta puede sintonizarse con una persona y ofrecerle un beneficio energético/vibracional que le lleva a una armonía psíquica y física mayor. Si las plantas son capaces de hacer esto, ¿piensas que no son capaces de darnos intuiciones sobre nuestro camino hacia la realización? Nosotros creemos que sí.

Utilización del grupo:
¿Cuántas veces en tu vida te has puesto objetivos comunes, en grupo con otras personas? (excluidos los objetivos empresariales). Por lo general, nuestros objetivos más íntimos son objetivos que nos ponemos de forma individual, como mucho incluimos a las personas más próximas. Un aspecto importantísimo en Damanhur es el valor del grupo, del grupo familiar, el del trabajo, el de investigación y el artístico. En todos los ámbitos nos ponemos objetivos comunes. De esta manera, realizamos mucho más de lo que podríamos hacer solos, porque la sinergia de nuestros esfuerzos, ideas, talentos, hace que la magia pueda manifestarse.
¿Por qué no buscas un grupo de personas con las cuales compartas intereses, amistad, sueños y os marcáis objetivos comunes? Es más fácil que se cumplan, dado que siempre habrá alguno que echará una mano a los demás para hacerlo.

En consonancia con todo lo escrito arriba, para escribir este artículo hemos usado el sincrónico, hemos escrito el artículo en el Templo Bosque Sagrado  y hemos trabajado en grupo para escribirlo.

¿Y tú, qué métodos empleas para definir tus objetivos? ¿Cuáles son los más eficaces? Si este artículo te ha inspirado a emplear otro método, escríbenos tus experiencias. ¡Nos interesa mucho oírlas!

 

 

Share

2 Comments

  1. Hola les escribo en español porque se que alli lo hablan, ya que hace poco estuvimos alli en damanhur y tuvimos el placer de recorrer todo con una buenisima guia. Es muy inspirador y con respecto a como despertar dones y talentos, intento el silencio y dejat que esa chispa se exprese en libertad, observando las voces del ego que me condicionan y me hablan de lo finito. Pintar, cantar, expresar, naturaleza,estrellas, agua todo vibra en la frecuencia de informacion que necesitamos. El silencio habla como dicen los que saben. Pero en la accion como dicen, se ve la manifestacion.
    Los abrazo

  2. Gracias Juan por tus palabras, un abrazo.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.