¡Diciembre me hace un regalo!

Dec 13, 17 ¡Diciembre me hace un regalo!

VIVIR EN COMUNIDAD

 

 

El mes de diciembre trae a mis pensamientos un sonido de fondo… ¡regalos! Desde pequeña nunca he creído en Papá Noel, ¡me parecía exagerado darle todo este trabajo, es decir, preparar y entregar regalos al mismo tiempo contemporánea a toda la familia, a un viejecito de centenares de años! Entendí rápidamente que el verdadero responsable de los regalos que yo recibía era mi familia, y debo admitir que siempre me ha ido bien así. Quizás viene de ahí mi agrado por hacer regalos.

Me gusta pensar en lo que podría hacer para dar gusto a esa persona, en lo que podría necesitar, en lo que puede sorprenderla y hacerla sonreír. Siento que con este gesto deseo expresar algo más, poner algo de mí. Por eso, en diciembre, me tomo mucho tiempo pensando en las personas que amo y a las que quiero enviarles un pensamiento. ¡Es hermoso hacer un regalo a quien quieres! Me parece significativo que en muchas culturas diferentes exista la tradición de regalarse, en un momento concreto del año, ¡y que tantas coincidan con el fin del año solar!

Cuando me mudé a Damanhur pensé que mi vida sería fácil, porque en Damanhur no se celebra la Navidad. Dentro de mi pensaba: “¡Bien, al menos ellos han entendido que este pobre viejecito no puede hacer todo este trabajo!” Entonces tuve un pequeño shock: ¡en Damanhur se celebra la Navidad, es decir, el nacimiento de más dioses durante los días epagomenoi! Como en otras culturas, aquí también es común hacerse regalos para hacer este momento aún más especial. Pero ¿cómo hago para atinar con las cosas adecuadas para cada uno de nosotros? La respuesta ha sido esta: “¡De acuerdo, debo comenzar a pensar en los regalos en el solsticio de verano!” Pero esta solución duró poco… Comencé a dudar de mi teoría cuando supe el número exacto de damanhurianos: ¡casi 600!

Por fortuna, nuestro pueblo es inteligente. Aplican un sistema eficaz que he visto en otros contextos: todos los nombres de los participantes de la comunidad se escriben en pequeños trozos de papel y entonces cada uno coge uno donde está escrito el nombre de la persona a la que hacer el regalo. ¡Lo bueno de vivir en una comunidad, o mejor dicho, en nuestra comunidad donde los grupos fácilmente alcanzan los 20 participantes, es el momento del intercambio de los regalos! ¡Todas las veces me parece que cada regalo es también un poco mío! El pensamiento de quien regala, la sorpresa de quien lo recibe, las risas, la alegría, las bromas, ¡aunque yo solo reciba un regalo es como si recibiera al menos 20! Participar en todo esto es el gran regalo de diciembre. También este año será así: ya he cogido el nombre de la persona a la que haré el regalo… sssshhhh… hasta ahora solo lo sé yo y quizás también Papá Noel.

(P.D. en física espiritual el átomo único que dibuja todas las formas existentes en el mundo de la forma, utiliza 4 segundos para hacerlo. ¡¡¿¿Cómo puede llegar Papá Noel a todos en el mismo momento??!!)

 

                            Labrador

 

 

Share

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*