Explorando el mundo de los sueños

Feb 13, 18 Explorando el mundo de los sueños

VISIÓN ESPIRITUAL

 

 

 

Cada noche entramos en un mundo desconocido, la dimensión física se escapa y comenzamos a recibir imágenes, emociones, escenarios, etc. Raramente nos cuestionamos acerca de este fenómeno, pero cuando lo hacemos, un mundo completo e inesperado se abre ante nosotros.

Cuando era niña, recuerdo que los sueños eran una parte tan importante de mi experiencia que no podía distinguirlos de los recuerdos de la vida real. Antes de llegar a Damanhur, ya había empezado a bucear en los misterios relacionados con las prácticas del sueño. Tenía un diario de sueños y trabajaba principalmente sobre las emociones y comportamientos inconscientes para sanar ciertas situaciones de mi vida. A través de este trabajo comencé a ver cuán extremadamente cerca está nuestra dimensión de la de los sueños y cuán estrechamente están ligadas ambas. Este descubrimiento me llevó a tomar muchas decisiones importantes en mi vida basadas en la información que obtuve de los sueños.

Cuando llegué a Damanhur hace tres años, empecé a soñar intensamente, aunque de manera distinta a como lo hacía antes. En los sueños empezaron a presentarse situaciones, personajes y símbolos que no me eran familiares. Era como si hubiera empezado a soñar de forma distinta, vinculada no sólo a mi crecimiento personal, sino también al de los demás. Fue difícil conectar los elementos de los sueños al lenguaje simbólico que conocía y que había usado con anterioridad. Hablando con otros soñadores expertos me di cuenta de que se trataba de un fenómeno natural debido en parte al hecho de haber elegido una vida y una misión compartida con otros, por lo que los mensajes que recibía estaban ligados –y transmitidos- a un nivel colectivo, en lugar de personal.

Esto ha abierto para mí un nuevo capítulo y ha dado inicio a la parte más interesante de mi estudio; en vez de leer el significado de los sueños desde una perspectiva psicológica he comenzado a indagar sobre la naturaleza del sueño mismo.

Siempre he sabido que soñar tiene un potencial que va unido al crecimiento y a la comprensión, pero en Damanhur estoy aprendiendo a considerarlo como un instrumento de estudio de los misteriosos procesos que están en la base de toda la existencia. Explorar estos procesos junto a otros soñadores es una de las mejores aventuras de mi vida.

Celastrina

 

Share[/Facebook]

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*