Vivir en comunidad, ¿es tan difícil?

Apr 02, 18 Vivir en comunidad, ¿es tan difícil?

VIVIR EN COMUNIDAD

 

 

 

Pero, ¿Cómo haces para vivir en comunidad?

Esta es la pregunta más frecuente que he escuchado desde que vivo en Damanhur. Una pregunta legítima, si se tiene en cuenta el aumento vertiginoso a nivel global de las familias unipersonales, o mononucleares, o compuestas por una sola persona.
Esta pregunta a menudo va acompañada de la típica alzamiento de ojos que denota la dificultad de creer posible la convivencia en una familia de veinte/veinticinco personas, y aún más la desafiante idea de formar parte de una realidad aún mayor, que nosotros llamamos Pueblo, de seiscientas personas.
Hay personas que dicen que nunca podrían vivir en condiciones similares y otras que se conmueven al pensar que es posible crear una red de afecto y solidaridad profunda entre tantas personas… Es de verdad curioso ver esta clase de reacciones, a menudo opuestas, que demuestran cómo nuestra sociedad occidental ha perdido el arquetipo de la convivencia, del vivir juntos y de sentirse profundamente parte de una identidad colectiva.

¡El aburrimiento es el menor de los problemas!

Responder durante todos estos años a la misma pregunta podría ser aburrido, ¡muy aburrido! pero, afortunadamente, el aburrimiento, cuando se vive junto a tantas personas, es el menor de los problemas, por lo que incluso responder a una cuestión semejante me ha dado la oportunidad de entresacar sobre tantas, tantísimas anécdotas relacionadas con la vida comunitaria que en estos cuarenta años han caracterizado nuestra vida cotidiana, desde los primeros años hasta hoy.

Una de las cosas, por ejemplo, que siempre sorprende a todos es la decisión que se tomó, en los años 80-90, de mudarse frecuentemente de una casa a otra para poder crear conexiones significativas entre todos. Mudarse obviamente asusta a la mayoría de las personas, porque cada vez que hablo de ello, se dibuja una expresión de incredulidad en las caras de mis interlocutores. Alguno también me ha dicho, con profunda preocupación, si estábamos al corriente de que diversas encuestas estadísticas acusaron al traslado como una de las principales causas del estrés psicológico, después del duelo y la separación. En ese momento, también yo me preocupé, no por todos los traslados hechos juntos a lo largo de los años y superados sin embargo, felizmente, sino por la idea de que vivimos en una sociedad donde el cambio puede tomar una connotación similar.

Y bien, en Damanhur hay personas que se han cambiado unas treinta veces en cuarenta años, disfrutando de una excelente salud y un gran sentido del humor.

Nada mejor que probar…

Lo que más me gusta de Damanhur es la absoluta originalidad. Una de las ideas más innovadoras de los últimos años es, por ejemplo, haber decidido abrir la puerta a una forma de ciudadanía “temporal”, es decir, que dura tres meses.

Por lo general, en las comunidades se elige ir a vivir allí o no ir. Se puede estar por un período también bastante largo, como huésped o woofer, pero esta fórmula no significa en realidad formar parte de la comunidad. La ciudadanía “temporal” en cambio permite a cualquier persona que lo desee convertirse en parte integrante de la comunidad, aunque por un período limitado, y desde que abrimos esta posibilidad, cientos de personas de todo el mundo han vivido esta experiencia. Este proyecto se llama “New Life”  y ha permitido también a las personas menos predispuestas a vivir una experiencia comunitaria de poder “tocar con sus manos” lo que significa la convivencia con los otros, así como ha dado las herramientas para poder iniciar nuevas comunidades en el mundo a todos los que participaron en este intento.
Algunos incluso han decidido convertirse en ciudadanos de Damanhur de forma permanente.

Y tú, ¿qué piensas de la vida comunitaria?
¿Alguna vez has sentido el deseo de vivir esta experiencia? Si estás interesado en explorar esta dimensión, visite el sitio GEN, ¡encontrarás mucha información interesante sobre las diferentes experiencias comunitarias en Europa y en el mundo!

 

Share[/Facebook]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.