El signo de Atlántida

Sep 05, 18 El signo de Atlántida

VISIÓN ESPIRITUAL

 

 

¿Realidad o fantasía?
No basta la palabra del filósofo griego Platón, que en dos de sus “diálogos” Timeo y Critias, habló ya de ella en el siglo IV antes de Cristo: Atlántida, de momento, sigue siendo un mito, una imagen sobre la que muchos estarían dispuestos a poner la mano en el fuego y otros muchos consideran que es una hermosa invención de fantasía.

De la Atlántida, el continente perdido, hablan también, además del filósofo griego, muchos investigadores antiguos y modernos, pero sin pruebas ni documentos la historia académica no puede tenerla en cuenta. Se trata de una verdad en equilibrio entre imaginación, leyenda e indicios que no son suficientes para hacer que forme parte de lo que se estudia en los libros. Algo similar sucede con el Arca de Noé: se pensaba, hasta hace unos años, que este barco sólo existía en el mito bíblico, hasta que empezaron a difundirse evidencias de la presencia, en el monte Ararat, en Turquía, de un gran artefacto de madera aprisionado en el hielo… allí donde, según la Biblia, el arca encalló al retirarse las aguas del diluvio universal.

Muchos vienen de allí
Los misterios de la historia son muchos y el de la Atlántida es uno de los más fascinantes. Era un continente formado por una serie de islas en el océano Atlántico, al este de la costa norteamericana, que después de haber conocido un período de extraordinario desarrollo espiritual y tecnológico fue destruido por un terrible cataclismo. Falco Tarassaco dice que al final sus habitantes habían decaído y ya no representaban el faro de la civilización que habían sido durante un tiempo, y que las señales de la cultura atlante hay que buscarlas en el antiguo Egipto, en Creta y en algunas islas griegas, donde Atlántida tuvo tiempo de fundar algunas colonias.

Falco dice también que no sólo la historia reciente es el resultado de una historia mucho más larga que la que se cuenta en los libros, sino que aquéllas que son consideradas civilizaciones míticas,  además de Atlántida, hay Mu, Agartha, Iperborea, Tuatha De Danann y otras más, son, en muchos casos, civilizaciones humanas, desaparecidas cientos de miles de años, y que la historia se reinició muchas veces, glaciación tras glaciación, tanto que la prehistoria que conocemos no sería tan reciente. Atlántida, en su visión, es la semilla de la que han surgido muchas civilizaciones sucesivas.

Una preciosa herencia
¿Por qué es tan importante hablar sobre estos temas? ¿No están irremediablemente ligados al pasado?
¡La respuesta es que por esto es importante hablar de ello! Atlántida no es el fruto de la imaginación de los hombres antiguos, que poco a poco la han alimentado y enriquecido con detalles: sino que representa una página específica en la historia de la humanidad. ¡Y más bien, una página importante, rica en contenidos y valores!

Desde el pasado hasta hoy, de generación en generación, la herencia genética, cultural y filosófica de Atlántida ha llegado hasta nosotros y de alguna manera todos somos descendientes, además de las civilizaciones clásicas, también de la atlante. Por lo tanto, estudiar nuestra historia antigua y misteriosa es como revivir la película de nuestras vidas.

¿No has soñado nunca con vivir en una civilización antigua?
Luego, ¿es posible estudiar la vida de un árbol sin analizar sus raíces? ¿Podemos realmente entender a alguien sin conocer su infancia? La respuesta en ambos casos es “No”. Entonces, ¿cómo podemos pensar que conocemos nuestro mundo si ignoramos sus orígenes? Especialmente aquéllos que aún no hemos descubierto completamente, porque representan una especie de gran inconsciente de la historia.
¿Nunca has soñado con vivir en una civilización antigua? ¿Nunca has tenido la sensación de venir de muy, muy lejos?
Para todas estas razones, la exploración de la Atlántida y la historia antigua de la humanidad es un campo tan importante, y por esto nos fascina: porque sentimos que de allí pueden venir muchas respuestas que buscamos.
En Damanhur es tan importante que la Escuela de Misterios  de la Universidad de Damanhur incluye dos cursos, en dos niveles sucesivos, dedicados a este tema.
En cuanto a la historia y a los historiadores, Falco dijo que poco a poco las pruebas de la existencia de la Atlántida llegarán a ser tan evidente que nadie podrá ignorarlas. Sólo hay que tener paciencia.

 

Share[/Facebook]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.