Momentos de cambio en Damanhur

Nov 21, 18 Momentos de cambio en Damanhur

VIVIR EN COMUNIDAD 

 

 

 

El tema principal que vive Damanhur en estos tiempos es la renovación. Tal vez quien conoce Damanhur podría objetar que eso de la renovación, del cambio, de la transformación es un argumento típico de cada momento, siendo la transformación continua una de las principales pautas de la filosofía damanhuriana, pero en el último año esta necesidad se ha convertido en un impulso íntimo para cada damanuriano, también un proyecto de revisión de la Federación de Comunidades.

Esta revisión sucede principalmente entorno a cuatro temas fundamentales: la estructura, la economía, la difusión en el mundo y la ciudadanía, es decir la posibilidad de adherirse a Damanhur.

La estructura organizativa, en muchos sentidos, es el área que más que otras, está más abierta. En los últimos dos años, los Sabios nombrados por Falco para velar por el crecimiento de Damanhur, han promovido una especie de laboratorio político en el cual fueron nominados nueve responsables y creado nuevos roles, con el objetivo de definir la forma de “gobierno” adecuado para estos tiempos, finalizan su mandato en el próximo solsticio de verano, y los damanhurianos según la tradición, volverán a elegir a los nuevos responsables de las diferentes áreas. El debate interno, entorno a estos puntos, es naturalmente muy activo.

Otra área en vía de redefinición es la del trabajo, después de cuarenta años en los cuales los damanhurianos han practicado con placer y empeño la autosuficiencia, realizando un circuito profesional y económico basado sobre todo en recursos internos y en la autofinanciación, ahora es el momento de la apertura de empresas damanhurianas también a nuevas sinergias con profesionales y consultores que vengan del mundo ético y de la administración sostenible, que puedan traer una visión más global del mundo de espíritu empresarial y de la economía.

Así que junto a la empresas tradicionales vinculadas a las iniciativas de los damanhurianos que han aprendido por sí mismos, a través del oficio que desean realizar, los Templos de la Humanidad, por ejemplo, surgieron desarrollando este principio, ahora renacen nuevas iniciativas que permiten una mejor programación del futuro y del desarrollo.

El futuro, de hecho, en muchos sentidos, el presente, verá Damanhur difundirse en el mundo ya no simplemente porque personas de países diferentes la conocen y la visitan, sino porque la tendencia ya no sera solo dar la bienvenida a las personas en la comunidad italiana sino para fomentar el desarrollo de experiencias comunitarias damanhurianas también en el extranjero.

Un pensamiento filosófico como el de Falco Tarassaco, fundador e inspirador de Damanhur, no puede permanecer encerrado en una experiencia local pero debe hacerse rico en puntos de vista y elaboraciones nuevas uniendo culturas y tradiciones espirituales diferentes. Por ello, uno de los retos del próximo año será difundir Damanhur en el mundo, sin perder los valores fundamentales pero enriqueciéndolos con nuevos elementos.

También está en estudio una transformación del concepto de “ciudadanía damanhuriana” hasta hace unos años la definición era suficientemente clara, había el “ciudadano residente”, es decir la persona que vive en comunidad, y el de “ciudadano no residente”, la persona que sigue la filosofía damanhuriana pero sin vivir en la comunidad.

Hoy nos llegan peticiones, necesidades, aspiraciones, proyectos, sueños que desarrollan nuevos conceptos de ciudadanía y es importante para los damanhurianos ser capaces de reescribir esta parte de su historia. La intención es ser siempre más inclusivos y reconocer una función y un papel a todo color que, de su país, de su historia personal, de su sueño, piden unirse a Damanhur.

 

Share[/Facebook]

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.