Despertando lo femenino

Feb 12, 19 Despertando lo femenino

VISIÓN ESPIRITUAL

 

 

Mientras estudiaba el mito de Sif, nuestra heroína de febrero, la diosa nórdica de cabello dorado, me preguntaba: “¿Cómo podemos aprender algo de los mitos antiguos para ayudarnos hoy en día cuando todos los principales paradigmas siguen cambiando tanto y tan rápido? “

Este es un momento histórico en el que las mujeres tienen un impacto creciente en la sociedad en formas que nunca antes habíamos experimentado. Puede que te sorprenda, pero esta revolución parece haber comenzado con… la invención de la píldora anticonceptiva. Las mujeres adquirieron el control sobre su reproducción y desde ese momento muchas cosas se hicieron posibles, como por ejemplo la revolución sexual de los años 60 y 70.

Esto también les ha permitido a las mujeres entrar en el mundo de los negocios, ya que cada vez más mujeres tenían libertad para concentrar su energía en una carrera en lugar de tener una sola opción: gestionar la familia y las exigencias de muchos hijos. Al sentir que podían desempeñar un papel más importante en la sociedad, las mujeres también sintieron que querían participar más: algo que se demuestra por el drástico aumento de la presencia de mujeres en la arena política después de la década de los 60. Estos son también los años en los que se empiezan a ver cada vez más intentos de las mujeres para ser vistas y aceptadas en áreas reservadas a los hombres, como la política, el periodismo, el derecho y la medicina.

Desde esta perspectiva, estaba escéptica ante la idea de poder aprender algo de una diosa, cuyo nombre proviene de la antigua palabra nórdica “sifjar” que significa “afinidad y conexión por el matrimonio”.

Así que decidí dejar que la fórmula mágica “Érase una vez…” actuase sobre mí, portándome dulcemente a un espacio atemporal, donde sentí que podía aprender algo nuevo, aunque pareciera paradójico…. Así que, esto es lo que he aprendido de Sif….

No seas ingenua, se consciente de los ladrones que acechan.

“Un día, Sif, tendida en una playa a las afueras de Asgard, donde viven los dioses, secándose los cabellos dorados al sol, se quedó dormida. Loki, el dios del fuego y del mal, le lanzó un hechizo de sueño. La encontró acostada y su malvada boca sonrió por la oportunidad de crear problemas. Sabía que los cabellos dorados de Sif eran el mayor tesoro de Thor, y estaba decidido a quitárselos. Tomó sus tijeras y le cortó el cabello… ¡todo! “

Soy una mujer que prefiere pensar en vivir en un mundo positivo, donde la bondad es siempre más fuerte que el mal y todo el mundo tiene buenas intenciones, si miramos bien por debajo de la superficie. A pesar de esto, ciertamente me he encontrado con algunas situaciones que me han hecho darme cuenta de que no siempre es así. No creo que el mundo sea menos hermoso por ello. Solo me pide que sea una jugadora aún más activa en la vida. Si asumo que estoy rodeada de buenas intenciones, podría quedarme dormida. Cuando estoy alerta y atenta a lo que tengo delante, puedo estar completamente abierta y no condicionada por mis preconceptos: bueno o malo. Puedo entonces convertirme en protagonista de la vida, creando una verdadera muestra con mi existencia y mis acciones.

En muchas mitologías, el cabello es una metáfora de la fuerza personal. Inspirada por la historia de Sif, me hice la siguiente pregunta, que te invito a hacerte: “¿Cuántas veces me he despertado de un sueño viendo en el espejo que mi fuerza (cabello) había desaparecido?”

Para mí, lo fue una historia de amor que salió mal; una amistad que se desvaneció en el aire sin que yo entendiese el porqué; abandonar una discusión en el trabajo y sentirme hecha polvo, y sin saber por qué…. ¿Qué puede ser para ti?

El despertar no está completado, no todavía 

Puedo sentir en el aire que algo grande está a punto de suceder. Seguimos oyendo hablar del despertar de la diosa, y muchas personas se sienten conmovidas por este renacimiento de los valores femeninos, como la inclusión, la igualdad, la aceptación de la diversidad, los nuevos métodos de sanación, los nuevos sistemas educativos…. Sin embargo, existe también una exasperación del debate, con feministas extremas condenando a los hombres por todo lo que no está en armonía en nuestro mundo, usando tonos, lenguaje y métodos que tienen muy poco que ver con los valores femeninos que se están estrenando para portar equilibrio y armonía entre todos y en el mundo.

En la otra cara de la moneda, movimientos como el de los Incels (hombres solteros involuntarios) o el aún más extremo MWGTOW (hombres que siguen su propio camino) alimentan el miedo y el odio hacia las mujeres, que pueden destruir el tejido social de las generaciones venideras.

Estos son signos de cuán profunda es la transformación que estamos viviendo y de cómo la transición está aún en curso. Podemos escuchar la voz de la diosa, pero a veces todavía es solo un susurro. Sif puede ayudarnos a abrazar todas las aparentes contradicciones y paradojas, enseñándonos a ser fuertes y dulces, poderosos y acogedores, sensuales y con un fuerte sentido de nuestro valor.

Bertuccia Bietola

Por favor, comparte con nosotros tus impresiones y reflexiones sobre este continuo despertar. ¿Dónde puedes sentirlo, verlo, experimentarlo? ¿Dónde queda aún un largo camino por recorrer?

 

Share[/Facebook]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.