Enamorarse del agua

Mar 13, 19 Enamorarse del agua

VISIÓN ESPIRITUAL

 

 

Recuerdo la primera vez que vine a Damanhur en 2006. Me invitaron a una fiesta de verano en una de las zonas que componen la Federación de Comunidades de Damanhur, un lugar llamado “Tentyris”. Después de un cuarto de hora de viaje desde el área central, llegué a mi destino. Tuve la clara percepción de que Damanhur era realmente grande. Todavía puedo recordar vívidamente la sensación de vértigo que sentí en mi cuerpo, proveniente de la inmensa energía que estaba allí presente. Caminar por aquella tierra fue caminar como en un remolino energético. ¡Qué sensación inesperada y sorprendente!

La fiesta fue grande. Bailamos y cantamos toda la noche. Una fiesta que hemos recordado durante años. Pues, no podía imaginar que en pocos años habría vivido en Damanhur y que Tentyris se habría convertido en mi casa. ¡Tentyris, la región de Damanhur más unida al agua!

Mientras estudiaba nuestra divinidad de marzo, Tó Neinilii, dios de la lluvia del pueblo navajo, he meditado intensamente sobre como en los últimos años, estaba perdiendo el amor hacia el agua y todo lo que ella representa. En Tentyris, el agua y su esencia espiritual se entrelazan en nuestra vida espiritual, ritual, física, psicológica y emotiva.

La poción más mágica de todas
El agua está convirtiéndose en un recurso cada vez más escaso; algunos prevén que una probable razón de los conflictos futuros será justo la escasez de agua. En acuerdo con el espíritu vanguardista de los habitantes de Tentyris, la búsqueda de la independencia hídrica nos ha llevado a explotar los manantiales de agua naturales y crear un sistema de filtración.

Siendo una comunidad focalizada en la armonía de todas las energías, hemos investigado durante años métodos más eficaces para mantener el agua “viva.” Hemos probado muchos sistemas, también aquéllos complejos que implican al barro, las cataratas y signos de geometría sagrada, para después descubrir que la mejor solución es en verdad simple: reducir la distancia que el agua recorre de sus nacientes naturales al lugar en que será utilizada.

El agua es el elemento que lleva el espíritu de la vida. Es el único elemento presente en todo y tiene tres de los estados de la materia: líquido, sólido y gaseoso. El agua potable directamente procedente de la naturaleza es enérgeticamente el agua viva. En los sistemas hídricos públicos, el agua recorre kilómetros y kilómetros, a menudo por viejos tubos metálicos que sueltan sustancias tóxicas.

¡Cuán dichosa soy de poder dar a mi cuerpo -sea físico o energético- la poción más mágica de todo!

La Ninfa del agua
Sobre el terreno de Tentyris hay un altar dedicado al agua. Está construido en piedra sobre un manantial de agua, decorado con esculturas inspiradas en un antiguo mito. Según el mito, hubo una ninfa del agua que vivió en aquella tierra y ayudó al pueblo que vivía a conectarse intensamente con la naturaleza, por lo que tuvimos, por muchos años, prácticas rituales conectadas a este elemento.

Se trata de días dedicados al agua, a las meditaciones de grupo e individuales, al curso de agua y las ofertas por el agua. Con el tiempo, también hemos desarrollado muchas formas artísticas de conexión a este ecosistema y también con las fuerzas divinas unidos al agua, cultivando una relación recíproca con el ecosistema espiritual, un atento equilibrio entre dar y recibir nos ayuda a vivir de modo más armonioso. Esto añade magia a nuestra vida cotidiana: por ejemplo, los días dedicados al agua, son momentos especiales de fiesta en que todos los visitantes son bienvenidos.

Conduce como el agua
En Tentyris tenemos un Carta que es el fundamento de nuestra vida compartida. En ella hemos escrito la guía para nuestra dirección social y espiritual. Para hacer esto, nos hemos preguntado: ¿cuál es la cualidad del agua que pueda inspirar las interacciones entre las personas con el entorno en nuestra comunidad?

Las implicaciones de las respuestas se han revelado muy estimulantes. Hemos pasado por una organización muy estructurada, bastante masculina, a una comunidad mucho más fluida y auto-organizada. También nos hemos dado cuenta que necesitamos menos burocracia y roles menos fijos. Aún más importante, hemos entendido que cada uno de nosotros perseverará en estar inspirado por el agua y a ser más fluido, acogedor, adaptable en nuestras relaciones. En mi vida, por lo tanto el agua es mucho más de una simple sustancia. Entrega muchos mensajes metafísicos que considero como a una maestra de vida. Me ha enseñado que puedo ser transformada completamente sin perder mi esencia.

Gracias Tó Neinilii por darme la oportunidad de reflexionar sobre lo hermoso que es vivir en una comunidad donde el agua inspira nuevas formas de ser.

Bertuccia Bietola 

Share[/Facebook]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.