Tó Neinilii y la sabia locura

Mar 13, 19 Tó Neinilii y la sabia locura

VISIÓN ESPIRITUAL

 

 

Jugador, también de juegos de azar, autor de bromas no siempre agradables, de carácter irritable, Tó Neinilii se presenta en las danzas tribales, disfrazado y actuando como un payaso, pero su presencia no se debe nunca subvalorar porque su función es aprobar lo que ve y siente en la gente. Y si sus impresiones son positivas, es probable que haga menos bromas, y mande la lluvia de manera armónica.

Después de todo, Tó Neinilii quiere mucho su pueblo y lo defiende cuando criaturas acuáticas lo amenazan. Es en efecto Tó Neinilii, que salva al primer hombre navajo de Teehooltsdoii de una feroz criatura acuática que quiso agarrarlo. De este modo, la descendencia del pueblo estuvo garantizada.

También a nosotros, hoy, un Tó Neinilii serviría que nos ayudara a reconducir armonía en el clima de nuestro planeta.

También la lluvia parece enloquecida
Hemos sido nosotros los locos en los últimos siglos, llenando el suelo, los mares y la atmósfera de sustancias nocivas, sin enterarse o simulando no enterarse que estábamos destruyendo el presente y el futuro.

¿Se puede restablecer la armonía? Sólo por una profunda transformación de valores y conciencias. Sirve el empeño de todo para demostrar que somos capaces de ocuparnos con respeto y amor de nuestro planeta, de la vida y de todos los otros.

Sólo acciones concretas, verdadera unión y empeño compartido por parte de cada vez más personas, pueden contrabalancear las consecuencias de las absurdas afirmaciones de demasiados Presidentes y técnicos que creen que el cambio climático es una historia inventada, y si así fuera, no podemos no darnos cuenta que todo está cambiando y que tenemos que transformarnos para garantizar un futuro a las generaciones futuras.

De este modo, podremos llamar quizás la atención de Fuerzas más grandes que, como Tó Neinilii elegiría intervenir para ayudarnos a crear una línea futura alternativa y positiva.

Nuevos pensamientos
Tó Neinilii a veces hacía magias como un ilusionista que conoce bien las tretas, se vestía de payaso y se lanzaba en danzas desenfrenadas para mostrar su satisfacción y piropeaba a su pueblo. Su sugerencia no es ignorar la lluvia y sus problemas pero sí buscar otros modos para encontrar soluciones al mundo.

No sirve preocuparse, hace falta conectarse para encontrar juntos objetivos nuevos y eficaces, para vivir compartiendo saltos y pasiones e identificar nuevos modos para afrontar los problemas relacionados con la lluvia, el agua, el clima.

En este mes podríamos probar todos en pensar y evocar a Tó Neinilii, hasta darle la fuerza para una manifestación clamorosa: ¡imaginad el Edificio de las Naciones Unidas en Nueva York, el día del equinoccio de Primavera que Tó Neinilii se manifiesta a todos los presentes y les presenta sus condiciones para seguir dándonos la lluvia cuando hace falta, y sólo cuando hace falta!. Quizás a Trump se le caería su mechón de pelo, con el debido respeto Sr. Presidente, pero en todo caso nadie de sus colegas reiría porque están todos ocupados en darse cuenta de las consecuencias de sus propias elecciones. Tal vez…

Stambecco Pesco

 

Share[/Facebook]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.