Saber ser rebeldes

Oct 17, 19 Saber ser rebeldes

VISIÓN ESPIRITUAL

 

 

 

Los cambios en nuestro planeta son cada vez más rápidos y extremos. En el pasado se creía que uno de los principales problemas era no tener acceso a la información, pero en los últimos 50 años, el rápido desarrollo de la tecnología y de internet nos han demostrado que el acceso al conocimiento es importante pero que no resuelve todos los problemas.

Todos sabemos que estamos destruyendo el planeta que, con la industria y el desarrollo, hemos llevado el ecosistema a un punto de no retorno y que si no hacemos algo drástico pronto, nos auto-extinguiremos. Aunque parece que esto no es suficiente para realizar cambios que tengan realmente un impacto.

Leyendo la vida de Rāma, y la de otros grandes iniciados tales como Cristo y Krishna, lo que más me fascina es su profunda relación con algo invisible, un espíritu que los guía y les da la capacidad de ser revolucionarias sin ser destructivos.
Quizá, el acceso a la información debería estar apoyado por otro tipo de inspiración, conectada a los contenedores de conciencia superior. Conciencia y energía que nos conduzcan a acciones iluminadas, realmente efectivas y sostenidas no sólo por el pensamiento, sino también por el alma. Quizás, Rāma con su historia, puede asegurarnos que, si nos comprometemos con un corazón puro y un verdadero espíritu de amor y servicio, el acceso a estas altas energías es posible. Las preguntas se respondan, los anhelos sean sostenidos para que podamos guiarlos a acciones que realmente transformen el mundo.

El conocimiento es importante
Rāma – que entonces se llamaba Ram-  vivió en una época en que los sacrificios humanos eran algo normal, pero su alma se rebeló contra esos cultos sangrientos. Su raza estaba en peligro de extinción, al igual que hoy nos enfrentamos a la auto-extinción.

Ram, un joven destinado al sacerdocio, se llamaba “el que sabe” y “el que es inspirado por la paz”. Sus principales intereses eran las plantas y su uso, las estrellas y la astrología. Cuando estalló una epidemia de peste, Ram pensó que era un castigo divino por los sacrificios humanos. Así que empezó a buscar una manera de salvar a esa gente. Pero su conocimiento, por vasto que fuera, no era suficiente…

…aunque eso no le paró.
Después de varios días de meditación sobre cómo encontrar una solución, sentado bajo su amado roble, Ram escuchó la voz de un hombre. Era una figura brillante, vestida con una túnica blanca y con una frecuencia divina. El ser le dio una rama de muérdago y le susurró cómo prepararlo para salvar a su pueblo. Ram preparó la poción de muérdago según las instrucciones recibidas. Luego se lo hizo beber a un hombre enfermo que pronto se recuperó. A partir de ese momento el muérdago se convirtió en una planta sagrada en la India, como lo era para los celtas europeos. Leyendo esta historia, si fuese un druida celta el que apareció en el sueño en Rāma , indicaría que estos contenedores de inspiración no tienen límites culturales o geográficos.

La historia de Rāma me llama la atención por la fórmula mágica que nos indica: una profunda armonía entre el estudio y la inspiración, un saber actuar y un saber dejarse guiar, un saber querer que se convierte en saber ser.

Bertuccia Bietola

 

Share[/Facebook]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.