¡Anansal mítico!

Nov 08, 19 ¡Anansal mítico!

VISIÓN ESPIRITUAL

 

 

En el universo de los mitos y héroes damanhurianos Anansal ocupa un lugar destacado. Falco Tarassaco lo presentó como un elemento fundamental de su propuesta espiritual en el episodio “El camino hacia los fuegos centrales” del Libro del Despertar. En Anansal se pueden reconocer todos los hombres y mujeres porque en él se mueven todas las pasiones, incertidumbres y heroísmos que hay en nosotros. Respecto a nosotros Anansal ha aprendido a manejar sus sentimientos y es justamente por esto por lo que puede inspirarnos.

Es el primer antepasado de los humanos en este planeta y con él comienza nuestra historia. Es humano y divino, hijo de la “primera madre”, que es la “séptima diosa”. Ella le conduce a la comprensión de su misión y le enseña el valor de las elecciones. Cada elección es un juramento, un compromiso consigo mismo, al cual Anansal es fiel. Así, poco a poco despierta las antiguas memorias de su estirpe y de ellas extrae la sabiduría que le permite comprender el pensamiento del pueblo.

La intuición y la racionalidad 
En el mundo en el que vive Anansal la intuición dirige a la racionalidad: incluir y acoger la diversidad es el objetivo de toda experiencia, según una visión que nosotros hoy en día llamamos “cultura matriarcal” y que en la dimensión de Anansal es una actitud natural del ser humano.

Este héroe conoce las luces y las sombras de su mundo interior y sabe luchar a través de cada parte de sí mismo. Teme sus propias debilidades, no porque las tema, sino porque las respeta: sabe que debe ser más fuerte que el dolor, la soledad y que cualquier forma de enemigo y busca dentro de él mismo los recursos para tener éxito. Cuando es necesario –dice Falco Tarassaco en el libro– lucha, con coraje y astucia, con fuerza y habilidad, con miedo y pasión, por amor a la vida y al pueblo al que está ligado. Sabe que no existe victoria final sin muchas pequeñas victorias en el camino y por eso está atento a cada pequeño gesto.

Y como cualquier ser humano, Anansal ama. Ama a Setapta, su complemento femenino. Setapta es una joven de pelo largo, una criatura sensible al arte de la alquimia. A través del amor con ella en Anansal se unen las fuerzas de lo femenino y de lo masculino y le hacen estar preparado para enfrentar cualquier desafío.

Nuevas historias bellísimas
El héroe Anansal es el hermano mayor de todos. En la mitología damanhuriana su figura es la que nos indica el camino a seguir, la meta a alcanzar. Y nos dice también que la frontera entre el simple hombre/mujer y el héroe es muy sutil, puede bastar nuestra voluntad dirigida con firmeza para transformarnos en algo más grande.

Nuestro viaje a lo largo de nuestra historia personal tiene como objetivo transformarnos a nosotros mismos en la figura de un mito, a través de nuestras victorias, nuestro coraje o nuestra curiosidad. O bien, por el contrario, tiene como objetivo hacer descender a Anansal a nuestra dimensión, aprendiendo a reconocer los grandes y pequeños heroísmos de los demás hasta descubrir que estamos rodeados de gente maravillosa, de la que podemos aprender mucho y a la que podemos enseñar mucho.

Anansal se mueve con nuestros gestos y vive nuestros sentimientos, que entiende incluso cuando estamos confusos, lo que sucede a menudo. Es un amigo que nos indica la dirección a seguir. El sentido de héroe, de un mito, para Damanhur, es precisamente el de hacernos comprender que la vida cotidiana es el ambiente ideal para albergar historias, pensamientos, personajes fuera de lo común… hasta que descubramos que no hay nada fuera de lo común. Nosotros existimos con nuestros sueños, nuestros límites y nuestras virtudes. Y nuestro deseo, sobre todo, de escribir nuevas y hermosas páginas de la vida.

 

Share[/Facebook]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.