La red de la libertad

Jan 28, 20 La red de la libertad

VISIÓN ESPIRITUAL

 

 

La idea de “red”, de intercambio, de colaboración, de conocimiento mutuo es fundamental entre los movimientos espirituales. Uno de los aspectos que lo hacen tan importante es la tutela de la libertad espiritual, es decir, el derecho a seguir la forma de meditación y crecimiento personal que se desee.

La libertad espiritual es una de las mayores exigencias de nuestro tiempo. El mundo de hoy a menudo razona a través de las grandes organizaciones, que se consideran capaces de representar y proteger a las personas que se acercan a ellas, y al mismo tiempo considera las realidades más pequeñas como experimentos poco significantes. En el ámbito espiritual, están las religiones tradicionales que representan la normalidad tranquilizadora y las llamadas “nuevas religiones” que muchos las consideran como algo curioso o en las que se pierde el tiempo antes de volver al camino correcto.

Proteger el derecho a la libre elección de los demás es la mejor manera de proteger el propio derecho. Realizarlo a través de una red que tengan las mismas aspiraciones es la mejor manera de hacerlo.

El trabajo en red significa muchas cosas: intercambios, colaboraciones, iniciativas. A nivel del individuo, a nivel de lo que cada uno puede hacer, es aún más sencillo: conocer, estudiar, informarse sobre las diferentes realidades. Como enseñan tantas experiencias, desde los encuentros hasta las redes de colaboración, el conocimiento mutuo es la mejor manera de empezar a tejer una red de solidaridad, cultura y defensa, que proteja la libertad de quienes trabajan activamente en este sentido pero que, en definitiva, también protege la de aquellos que nunca han tenido tales problemas.

Primeras experiencias
A principios de los años ochenta y durante algunos años, se celebraban en Damanhur unos encuentros que hoy podemos definir como “históricos”: era la “Conferencia de las Comunidades y Movimientos Espirituales de la Era de Acuario”, que reunía a representantes de los movimientos italianos más importantes.

Dado que los movimientos internacionales también estaban muy extendidos en Italia, era una cita con una perspectiva amplia, pero tenían un carácter muy familiar: algunas decenas de participantes, traducción sólo al inglés, hospitalidad en las estructuras de Damanhur o amigos que vivían cerca, y un ambiente de intercambio muy relajado.

Se desarrollaron entre 1981 y 1986, cuando muchos pensaban que los encuentros entre ellos eran hermosos y enriquecedores para todos, pero vieron que lo fundamental era crear redes de colaboración e intercambio constante.

En la década siguiente nacieron criaturas más complejas como la Red Mundial de Ecoaldeas (GEN), que tiene una difusión internacional, y en Italia la Red Italiana de Ecoaldeas (RIVE)  y la Coordinación Nacional de Asociaciones y Comunidades de Investigación Ética Interior y Espiritual (CONACREIS), por mencionar sólo aquellas de las que Damanhur es miembro.

Lo que yo puedo hacer
No todas las realidades que se adhieren a estas redes se llaman a sí mismas espirituales, pero si consideramos que la espiritualidad significa “dar sentido a la propia existencia y dirigirla en consecuencia”, podemos entender que se trata en cualquier caso de experiencias que tienen que ver con el crecimiento de las personas y el desarrollo de su mundo interior. Esto es la espiritualidad: algunos la abordan en un sentido religioso, otros –como Damanhur, por ejemplo– en el sentido de la investigación filosófica y simbólica, otros en una clave totalmente secular. Son elecciones que todos hacen y que juntas forman el caleidoscopio del espíritu humano. La verdad, dice Falco Tarassaco, es un cristal formado por mil caras, cada una de las cuales refleja una parte de ella.

Tú tambien puedes empezar con un pequeño acto a tejer la red de los derechos espirituales: si lees este blog, significa que conoces Damanhur. Te invitamos a que conozcas también otras experiencias y a darlas a conocer, junto a Damanhur, a tus amigos. Este sería un primer acto concreto para construir un mundo de libertad espiritual. ¡Gracias!

Share[/Facebook]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.