El séptimo cielo

Feb 11, 20 El séptimo cielo

VISIÓN ESPIRITUAL

 

 

A menudo has oído o te has dicho a ti mismo: ¡Hoy estoy en el Séptimo Cielo! Y probablemente no te has preguntado ¿qué significa?.

En una antigua interpretación religiosa, la bóveda celeste, sede de la divinidad, estaba constituida por nueve esferas materiales concéntricas, con la Tierra en su centro. Los primeros siete tomaban el nombre de los planetas entonces conocidos (la Luna, considerada un planeta, era el Primer Cielo) y eran las que podían ser alcanzadas por los seres humanos que deseaban contemplar a Dios. La Octava y la Novena, por otro lado, estaban en una etapa inalcanzable para el hombre.

Por lo tanto, la expresión “Estar en el séptimo cielo” siempre ha significado el máximo estado de felicidad, de bienaventuranza alcanzable: la máxima felicidad en todos los sentidos.

En algunas lecturas espirituales, lo que los antiguos astrónomos interpretaban como esferas celestiales, son en cambio estados diferentes de la percepción de la realidad y el cambio de un cielo a otro representa nuestro pasaje evolutivo, es decir, el crecimiento de nuestra percepción y nuestra estatura interior, diferente de persona a persona, en cada época.

Los cielos espirituales 
En estas interpretaciones, el Primer Cielo se alcanza cuando el ser humano se percibe a sí mismo como un individuo. Representa el momento en que decimos y pensamos “Yo soy, yo quiero, yo sé, yo digo, etc.”; el “yo” en este caso es una autoafirmación, no un acto de egoísmo, y también indica la asunción de responsabilidad.

El Segundo Cielo es lo que vemos cuando nos sentimos parte de un grupo de personas, y pensamos y percibimos lo que estas personas piensan y perciben (un pueblo, una religión, una comunidad de cualquier tipo…). En esta etapa, el “nosotros” es lo más importante de todo.
El Tercer Cielo es lo que una persona ve cuando comienza a darse cuenta de que hay algo más amplio dentro de ella: todo su potencial aún desconocido.


El Cuarto Cielo es cuando lo que una persona no sabe de sí misma se une a lo que otra no sabe de sí misma. Esto sucede en los grandes amores, las grandes pasiones y cuando la gente comparte el mismo ideal.
El Quinto Cielo es el de nuestra más clara dimensión interior. Es cuando sentimos que dentro y fuera de nosotros hay un mundo misterioso, más grande que no sólo nuestro “yo” sino todo lo que conocemos, que se manifiesta independientemente de nuestra comprensión pero casi cumpliendo nuestras expectativas.
El Sexto Cielo es cuando conoces a alguien que ha comenzado a hacer este mismo descubrimiento y puedes intercambiar tu experiencia con él, lo que te permite alcanzar una gran felicidad.

El juego  de los pares/impares
En los cielos impares, según esta lectura, tenemos la oportunidad de descubrir nuestra esencia sutil; en los cielos pares, aprendemos a usar el lenguaje cada vez mejor y a comprender que somos parte de algo más amplio, junto con otros. Es necesario, según esta interpretación, atravesar todos los cielos, entender su mensaje y superarlos.

De hecho, el Séptimo Cielo es la meta: lo alcanzamos cuando aprendemos a considerar los seis anteriores juntos, como si fueran seis caminos que se cruzan todos en el mismo punto.

En Damanhur hablamos de preguntas o cuestiones espirituales  como pasos en el viaje espiritual de cada uno.

Las cuestiones indicadas por Falco Tarassaco son ocho y la última indica volver sobre los siete pasos anteriores, con un nuevo espíritu derivado de haber terminado el recorrido por primera vez. Las analogías con los Siete Cielos son evidentes: como solemos decir, la espiritualidad es una experiencia que se desarrolla a lo largo de diferentes tradiciones, en épocas y continentes distantes, con diferentes idiomas pero con imágenes que se recuerdan las unas a las otras.

Volviendo a los Siete Cielos: ¿en cuál de ellos te reconoces? No es importante la distancia al séptimo cielo, lo importante es que estés en movimiento.

 

Share[/Facebook]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.