Si el mundo enferma

Feb 27, 20 Si el mundo enferma

VISIÓN ESPIRITUAL

 

 

La atención mundial se dirige a la epidemia de coronavirus. La emergencia, que comenzó en China, se extendió primero a Asia, luego a África y a Europa y hoy en día representa una amenaza para todo el planeta.

Como suele ocurrir en estas situaciones, conocer el tamaño real de la propagación del virus es difícil, dada la dificultad de diagnosticar la enfermedad a tiempo. Por otra parte, la desconfianza sobre la información y los posibles intereses en la propagación de una nueva enfermedad como costosos tratamientos, vacunas a introducir en el mercado, y el aislamiento de áreas geopolíticas enteras, pueden significar que no siempre es fácil tener una actitud tranquila!
Falco Tarassaco habla de las enfermedades como oportunidades para crecer, para enfrentarse a uno mismo y cambiar nuestros hábitos. La enfermedad es como el Grial, un dispensador de oportunidades para aprender cosas nuevas, transformarse y adquirir un nuevo poder. La curación es el evento culminante de un camino que debe involucrarnos profundamente, en el que el poder de recuperación de la salud y un nuevo equilibrio está en conexión con nuestra alma, en nuestros pensamientos y en nuestra conciencia.

Templi dell’Umanità, Temples of Humankind, Damanhur

Reflexiona sobre el Grial
En el caso del coronavirus, el mundo entero está enfermo, no solo los individuos que han contraído el virus (y a los que enviamos nuestros pensamientos y ánimos).
Cuando todo el mundo está enfermo, significa que la misma posibilidad de reflexión sobre el Grial concierne a todos, enfermos y no enfermos. Episodios como la propagación de un virus peligroso no deberían ocurrir nunca.
En este momento, según la visión damanhuriana, lo primero que hay que hacer es seguir escrupulosamente las instrucciones para reducir la infección. Cada uno de nosotros es responsable de la salud, no solo de sí mismo y de sus hijos, sino de todos. Así que, si en este momento aceptamos algunas limitaciones a nuestra libertad personal y aumentamos nuestra atención, hagámoslo con un espíritu fuerte y con amor por nosotros mismos y por los demás.

La Tierra: una gran comunidad
La segunda cosa que podemos hacer, que normalmente nunca tenemos la oportunidad de hacer en el momento, ya que todos estamos afectados, si no directamente por el virus por la presencia de la epidemia, es pensar: ¿es este el mundo en el que estamos destinados a vivir? ¿Son estos miedos los que nos pueden permitir crecer? ¿Estamos preparados para tener miedo de los demás?
Probablemente, ni las urnas de alguna elección importante ni el corazón generoso de un famoso filósofo pueden cambiar el mundo, en el que nosotros los humanos, parece que queremos crear un medio ambiente cada vez menos hospitalario. Las reflexiones de cada uno de nosotros, cuando logramos sentir que la humanidad es una gran comunidad, pueden crear un campo de vibración superior que crea un nuevo clima, nuevos deseos y nuevos estilos de vida. Vivimos este momento difícil para el mundo entero con nuestra presencia, tratando de contactar a cada uno de nosotros con el grial de nuestra conciencia y nuestro amor por la vida, para que pueda verter su energía sobre todos los pueblos de la Tierra. La política no puede cambiar el mundo, pero la magia y los deseos de la gente sí. ¡Esta es una oportunidad perfecta para demostrarlo!

Share[/Facebook]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.