La tierra tiene prisa… y gira más rápido

Jan 18, 21 La tierra tiene prisa… y gira más rápido

 

 

 

 

 

CREAR SOSTENIBILIDAD

 

 

Un nuevo año ha comenzado. ¿Verdad? Sabemos que el sistema oficial en el que se cuentan los años se basa en las ideas religiosas de Gregorio, un monje del siglo VI, influenciado a su vez por un astrónomo de Alejandría, al que Julio César pidió que inventara un método más simple que el calendario romano, basado en los ciclos lunares. El mecanismo era tan complicado que requería que un grupo de expertos se reuniera para mantener el calendario sincronizado con las estaciones astronómicas. El calendario juliano todavía se utiliza hoy en día por los bereberes del norte de África, los monjes ortodoxos del Monte Athos y algunas iglesias ortodoxas rusas. Y luego está el calendario chino, el calendario judío, el calendario damanhuriano,… cada uno de ellos predice el comienzo de un nuevo año en un momento diferente. 

Lo que importa, entonces, quizás no es el cuándo, sino la sensación de que un nuevo ciclo está empezando, una nueva oportunidad, la posibilidad de cambiar el color y el tema de nuestra vida, individual y colectiva. Nuestra especie crea su mundo con palabras que se convierten en pensamientos y emociones. La expectativa positiva de algo nuevo, la esperanza de que las cosas puedan cambiar también se basa en la percepción cocreada de que los nuevos comienzos realmente existen. Esperándolos, prestando atención los creamos “capturándolos” del continuum de probabilidades. Podemos crear una nueva línea de eventos. O más sencillamente, a nuestro nivel de criaturas con libre albedrio pero aún no creadoras de universos, podemos atraerla hacia la frecuencia vibratoria de nuestro plan de realidad, para luego poder engancharla para que nos guíe a otra parte. Y se necesitarán otros “comienzos”, para enfocar nuestra atención hacia una programación de la realidad constante, compartida, optimista por elección y super rápida para adaptarse como una vela a cualquier cambio de veinte-eventos.

En línea a partir de las 7:00 pm

La sensación de urgencia se ha convertido en una compañera constante. El documental sobre Greta, recién salido en Netflix la colorea de datos, fuerza, ternura y nos pone delante de un espejo.  Se necesita mucho valor para mirarlo. Un espejo frente al cual preguntarse, como hizo Greta, ¿Qué puedo hacer yo, qué puedo hacer mejor?  En Damanhur cada uno se compromete según sus talentos y su nivel de conciencia, ayudado y sostenido por los ideales y la dedicación colectiva. Hemos dedicado nuestra vida y nos hemos especializado en comprender la posición humana dentro del ecosistema espiritual y dialogar con las Fuerzas Divinas, esos principios trascendentes más allá de la forma que viven también dentro de nosotros.

En esta crisis planetaria estamos llamando a la gran Fuerza Divina Masculina conectada a la Tierra, para que estabilice su presencia, cambiando la vibración misma del planeta.  
Debido a que la Tierra tiene prisa y nos lo está señalando también con hechos: nuestro planeta ha acelerado su carrera en 2020, y según las previsiones el 2021 será aún más rápido

La Tierra no nos necesita para existir, eso lo sabemos. ¿Y si su Conciencia necesita que expresemos nuestras partes más elevadas, las que son la prueba y el testimonio de la presencia divina en nosotros, para lograr plenamente su salto evolutivo?
Arte, música, creatividad: la belleza aplicada en todo como un valor que lleva a la verdad, porque colorea todo lo que toca con emoción y presencia viva. Esto sostendría a la Tierra en su evolución espiritual, y con ella todas las fuerzas que la animan y aquellas a las que estamos conectados, y que alimentamos con nuestros pensamientos y emociones.

La presencia de la Diosa nos lleva al redescubrimiento de la comunidad, la sexualidad hecha sagrada de nuevo, el cuidado que respeta a la persona, las finanzas descentralizadas, nuevas formas de educar a los niños. El pleno Despertar de lo Divino Masculino unirá a esto la fuerza para tomar decisiones valientes, nueva pasión por la vida, creatividad aplicada en descubrimientos e invenciones, una nueva dirección evolutiva y humana en todas las ciencias,  la transformación de la guerra de pueblos contra pueblos en batallas para restablecer el equilibrio con la naturaleza. Este equilibrio, este Amor que se convierte en Inteligencia y en programa evolutivo aplicado, creo que tiene valor también para la conciencia de nuestro planeta.
 
Esperide Ananas Ametista 

 

Únete a nosotros en el próximo evento de la gran Operación Mágica para apoyar el cambio vibratorio de la Tierra. Más información pulsando aquí.

 

Share[/Facebook]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.